Reporte Tributario Nº58 Marzo 2015

gonzalo polanco

Estimados lectores,

En esta quincuagésima octava edición del Reporte Tributario, Nº58 marzo/2015, seguiremos analizando aspectos relacionados con la reforma tributaria contenida en la Ley 20.780 y en este número, nos abocaremos a estudiar el "goodwill tributario".

El menor valor en una inversión o Goodwill fue regulado en un comienzo solo a través de interpretaciones del SII. Sólo fue con la reforma introducida con la Ley 20.630 de 2012 que esta institución logró consagración legal. Esta nueva regulación entró en vigencia el 01.01.2013 y tuvo poco tiempo de operación, ya que fue modificada por la reciente Ley de reforma tributaria, publicada el pasado 29 de septiembre. A través de esta última, y a partir del 01.01.2015 se varía el concepto de gasto diferido, por el de activo intangible, con importantes consecuencias para el reconocimiento del gasto.  

Los invitamos a visitar www.cetuchile.cl, sitio en el que podrán encontrar publicaciones sobre diversos estudios tributarios, seminarios, apariciones en prensa de nuestros colaboradores e integrantes, análisis de jurisprudencia, historial de reportes tributarios, tesis para la obtención del grado de Magíster en Tributación de la Universidad de Chile, entre otras temáticas.

Invitamos asimismo a todos los lectores a interiorizarse detalladamente de las labores y actividades que desarrolla el Centro de Estudios Tributarios (CET UChile), a través del archivo adjunto denominado Tributación en la FEN (Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile).

Profesor Gonzalo Polanco Zamora
Director Ejecutivo del Centro de Estudios Tributarios
CET Universidad de Chile.

La Reforma Tributaria modificó una serie de materias y normas tributarias con el ánimo de contribuir a un sistema tributario más justo y equitativo, buscando como objetivos el hecho de que aquellos que ganan más paguen más impuestos, a fin de generar ingresos permanentes que financien gastos permanentes, principalmente aquellos concernientes al financiamiento de la educación gratuita.

Las materias y normas reformadas entrarán en vigencia en forma paulatina, existiendo algunas que se encuentran en plena aplicación desde la fecha de publicación de la Ley, otras que comenzaron a regir desde el 1° de enero de 2015, y las últimas surtirán efecto en los años 2017 y 2018.

Precisamente a contar del 1° de enero de 2015 comenzó a regir una norma que había sido incorporada a la Ley sobre Impuesto a la Renta por la Ley N° 20.630 en el año 2012. Nos referimos a aquella que incorporó al Goodwill y Badwill en la legislación tributaria de nuestro país, la cual fue modificada recientemente en cuanto al tratamiento tributario del goodwill no asignable.

Con el afán de continuar contribuyendo con el mundo estudiantil, docente y profesional interesado en materias tributarias, el Centro de Estudios Tributarios, a través del presente reporte, entrega un análisis de la modificación antes aludida, esperando que sea de utilidad para todos los lectores.

El menor valor de inversión se genera en un proceso de fusión de sociedades, sea ésta del tipo propia por incorporación o impropia1, pudiendo verse involucradas tanto sociedades anónimas como de personas.

Tal como se señaló anteriormente, para determinar el Goodwill es necesario comparar el valor efectivo de la inversión versus el Capital Propio Tributario de la entidad absorbida.


1 Entiéndase por fusión propia aquella definida expresamente en el artículo 99 de la Ley N° 18.046, de 1981. La fusión impropia corresponde a la reunión del 100% de las acciones o derechos sociales en manos de una misma persona.

 

Desde el punto de vista contable, podríamos decir que el Menor Valor de Inversión o “Goodwill”, constituye la diferencia positiva que se produce entre precio de adquisición y la proporción del adquiriente en los activos, pasivos y pasivos contingentes identificables valorados a su valor razonable de una empresa adquirida. Desde un punto de vista tributario el goodwill se define como la diferencia positiva que se genera al comparar el valor efectivamente pagado para adquirir la propiedad de una empresa versus el monto del capital propio tributario de la sociedad que se adquiere.

Esta diferencia de valor está dada por aquellos conceptos que los libros contables o estados financieros de una empresa no son capaces de registrar, como por ejemplo una marca posicionada a nivel mundial, una cartera de clientes significativa, etc., y que el adquirente de dicha empresa obviamente está dispuesto a pagar por ellos.

Tratándose de una fusión propia por incorporación, el goodwill se generará cuando la sociedad absorbente posea una inversión previa en la sociedad absorbida. Así, si la inversión efectiva previa en la absorbida resulta ser mayor al porcentaje de propiedad aplicado al capital propio tributario de la misma, se generará un menor valor de inversión.

Por ejemplo, supongamos los siguientes antecedentes de una fusión propia por incorporación de una sociedad matriz con su filial:

La sociedad matriz (absorbente) presenta la siguiente información a la fecha de la fusión1:

 

Cabe señalar que la sociedad matriz es dueña del 55% de la sociedad filial.

Por su parte, la sociedad filial (absorbida) presenta la siguiente información a la fecha de la fusión2:

El capital propio tributario de la sociedad filial, a la fecha de fusión es de $6.100.-

Esquemáticamente la situación antes descrita se podría representar de la siguiente forma:

Al proceder a fusionar la sociedad matriz con su filial se tiene lo siguiente:

Según se puede apreciar en las figuras antes expuestas, al proceder a fusionar la filial en su matriz se genera un menor valor de inversión, toda vez que el monto efectivo de la inversión de $6.500 es mayor a la proporción que representa dicha inversión en el capital propio tributario de la absorbida, resultando un goodwill de $3.145 ($6.500 – [$6.100 x 55%] = $3.145)

Contablemente esta fusión se expresa de la siguiente forma:

El aumento de capital reflejado en la contabilización antes expuesta es explicada por aquella parte del capital propio de la sociedad absorbida que se incorpora a la sociedad matriz, de la cual esta última no era dueña, el decir, del 45% restante.


1 Valores tributarios.
2 Valores tributarios.