Reporte Tributario Nº66 Noviembre 2015

gonzalo polanco

Estimados lectores,

En esta sexagésima sexta edición del Reporte Tributario, Nº66 noviembre/2015, seguiremos analizando aspectos relacionados con la reforma tributaria contenida en la Ley 20.780 y en este número, nos abocaremos a estudiar las normas sobre el término de giro durante el periodo de transición 2015 y 2016.

Recordar que al momento de poner término de giro, el contribuyente debe cumplir con sus obligaciones tributarias respecto de las utilidades acumuladas en la empresa. El legislador regula especialmente esta situación ya que por razones obvias, será la última oportunidad en que se podrá hacer efectiva la pretensión de determinación de impuestos por parte de la Administración. Por su importancia, la Ley 20.780 sobre reforma tributaria, sustituyó íntegramente el artículo 38 bis vigente hasta antes del 29 de septiembre de 2014; sin embargo, se mantuvo la estructura, introduciendo modificaciones en cuanto a las rentas a considerar como retiradas o distribuidas, en los períodos a tomar para la determinación del promedio de tasas más altas del Impuesto Global Complementario y el valor de costo para fines tributarios que corresponde a los bienes que sean adjudicados a los propietarios de la empresa que pone término de giro a sus actividades 

Los invitamos a visitar www.cetuchile.cl, sitio en el que podrán encontrar publicaciones sobre diversos estudios tributarios, seminarios, apariciones en prensa de nuestros colaboradores e integrantes, análisis de jurisprudencia, historial de reportes tributarios, tesis para la obtención del grado de Magíster en Tributación de la Universidad de Chile, entre otras temáticas.



Profesor Gonzalo Polanco Zamora
Director Ejecutivo del Centro de Estudios Tributarios
CET Universidad de Chile.

Las empresas sufren distintos cambios en sus estructuras societarias, en sus procesos, inversiones y ciclos de producción, constituyéndose en uno de los más relevantes el que dice relación con la decisión de poner término al giro de las actividades de la sociedad.

En el proceso de término de giro, dentro de una gran variedad de temas a considerar, está el cumplimiento de la tributación aplicable a las rentas acumuladas en la empresa al momento del cese de sus actividades. Las normas legales tributarias aplicables a esta materia, hasta el año comercial 2014, estaban contenidas en el artículo 38 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta.

La Ley N° 20.780, publicada en el Diario Oficial el 29 de septiembre de 2014, sobre Reforma Tributaria, introdujo una serie de modificaciones a distintos cuerpos legales, entre los cuales se encuentra la Ley sobre Impuesto a la Renta.

En lo pertinente, la Reforma Tributaria reemplazó en su totalidad el texto del artículo 38 bis, referido al término del giro de las actividades de la empresa, estableciendo nuevas disposiciones sobre la materia, las cuales serán analizadas en este documento.

En el marco de la Reforma Tributaria, el Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile quiere continuar con la difusión de los temas tributarios contingentes, a fin de contribuir al conocimiento de alumnos, académicos y profesionales con interés en materia tributaria.

Las normas del artículo 38 bis de la LIR aplican a los contribuyentes que obtengan rentas de actividades clasificadas en la primera categoría según lo establecido en los números 1 al 5 del artículo 20 de la citada ley, es decir, rentas que provenga de:

1. La Explotación de bienes raíces.

2. La tenencia de capitales mobiliarios.

3. La industria, comercio, minería y demás actividades extractivas, compañías aéreas, de seguros, de los bancos, asociaciones de ahorro y préstamos, sociedades administradoras de fondos, sociedades de inversión o capitalización, de empresas financieras y otras de actividad análoga, constructora, periodísticas, publicitarias, de radiodifusión, televisión, procesamiento automático de datos y telecomunicaciones.

4. Corredores, comisionistas con oficina establecida, martilleros, agentes de aduana, embarcadores y otros que intervengan en el comercio marítimo, portuario y aduanero, y agentes de seguro que no sean personas naturales; colegios, academias e institutos de enseñanza particular y otros establecimientos particulares de este género; clínicas, hospitales, laboratorios y otros establecimientos análogos particulares y empresas de diversión y esparcimiento.

5. Otras rentas cuya imposición no esté establecida expresamente en otra categoría ni se encuentren exentas.

 

Con la publicación y entrada en vigencia de la Ley N° 20.780, de 2014, se estableció un nuevo artículo 38 bis en la Ley sobre Impuesto a la Renta1, el cual reemplazo en su totalidad las disposiciones vigentes hasta el 31.12.2014, relacionadas a la tributación aplicable al momento del término de giro de las actividades de los contribuyentes de primera categoría.

No obstante lo anterior, es preciso señalar que el nuevo texto del artículo antes señalado mantiene gran parte de las disposiciones vigentes hasta el 31.12.2014, incorporándose modificaciones en materia de las rentas a considerar como retiradas o distribuidas, en los períodos a considerar para la determinación del promedio de tasas más altas del Impuesto Global Complementario2 y el valor de costo para fines tributarios que corresponde a los bienes que sean adjudicados a los propietarios de la empresa que pone término de giro a sus actividades.


1 En adelante indistintamente LIR.
2 En adelante indistintamente IGC.

 

Las rentas o cantidades a considerar retiradas o distribuidas al momento del término de giro corresponderán al monto mayor que resulte de las siguientes operaciones:

1. Saldo positivo del Fondo de Utilidades Tributables (FUT) + saldo positivo del Fondo de Utilidades Reinvertidas (FUR) considerando sólo las rentas afectas a los impuestos finales que forman parte de este último registro.

2. Capital Propio Tributario (CPT) + saldo de Retiros en Exceso  - saldo del Fondo de Utilidades No Tributables (FUNT) -Ingresos No Constitutivos de Rentas o Rentas Exentas de IGC contenidas en el FUR - Capital efectivamente aportado a la empresa (+aumentos - disminuciones).

El numeral ii) del inciso segundo del nuevo artículo 38 bis de la LIR señala que, respecto del monto a considerar como capital efectivamente aportado, no se considerarán aquellas cantidades que hayan sido financiadas con rentas que no hayan pagado, total o parcialmente, los impuestos de la LIR (por ejemplo, reinversión de utilidades).

De acuerdo a lo establecido por el inciso segundo del artículo 38 bis, el contribuyente necesariamente deberá efectuar ambos cálculos, señalados en los números 1 y 2 anteriores, debiendo considerar el más alto de ellos como renta o cantidad retirada o distribuida al momento del término de giro.

Como se aprecia en el punto 2 antes enunciado, una modificación relevante incorporada por el legislador en la materia en comento es el tratamiento de los retiros en exceso al momento del término de giro, puesto que hasta el 31 de diciembre de 2014 dichos retiros existentes al momento del término de giro no tributaban. A partir del 1° de enero de 2015, aquellos contribuyentes que al momento del cese de sus actividades tengan un saldo de retiros en exceso podrían quedar gravados con el impuesto único del 35% que establece el artículo 38 bis de la LIR, el cual será de cargo de la empresa y no de quien efectuó los retiros en exceso. En el evento que alguno de los socios sea un contribuyente obligado a llevar contabilidad completa los retiros en exceso no formarán parte de ningún registro, puesto que no representaron renta.

Es preciso señalar que no debe considerarse el FUR como cantidad a retirar por los contribuyentes que declaren su renta efectiva determinada según contabilidad completa, puesto que tal cantidad debe entenderse retirada o distribuida sólo por los contribuyentes del IGC o Impuesto Adicional (IA) que efectuaron la reinversión de utilidades.