Reporte Tributario Nº78 Diciembre 2016

Dado que no hay variaciones en cuanto a la determinación de la RLI, respecto a lo planteado en el caso anterior, son aplicables los mismos comentarios y precisiones efectuadas sobre la materia.



Para aquellos contribuyentes que se acojan al régimen Semi-Integrado, la mecánica de determinación de la RLI no varía respecto a lo planteado por los artículos 29 al 33 de la Ley sobre Impuesto a la Renta vigente antes de la Reforma Tributaria.

Respecto a quienes inicien actividades desde el 1° de enero del año 2017, y se acojan al régimen de tributación en análisis, la mecánica de imputación de remesas, retiros o distribuciones, así como la confección de los registros de control de las rentas, será sencilla, puesto que la asignación de los créditos por IDPC se aplicará al momento de distribuir las rentas, y las imputaciones de los mencionados retiros, remesas o distribuciones que se efectúen al registro REX, no tributarán con los impuestos finales, salvo para efectos de la progresividad del IGC en el caso de las rentas exentas de tal tributo, a diferencia de las imputaciones a los registros RAI y FUF, cuyas cantidades se afectarán con los impuestos finales con derecho al crédito por IDPC, pero con la obligación de restitución del 35% de dicho crédito, que imponen los artículos 56 N° 3 y 63 de la LIR.

En cuanto a los contribuyentes que poseen utilidades acumuladas en el FUT al 31 de diciembre de 2016, que se acojan al régimen Semi-Integrado, al momento de imputar los retiros, remesas o distribuciones, deberán tener presente el saldo de crédito por IDPC de dichas utilidades (contenido en el registro SAC), puesto que en caso que existan retiros, remesas o distribuciones durante el primer año en el régimen (2017) éstos serán imputados a tales saldos con derecho al crédito por IDPC, pero en base a una tasa efectiva, hasta el tope del saldo de dicho registro SAC y sin la obligación de restituir una parte del crédito por IDPC.

Lo dicho en el párrafo anterior implica que la empresa no se acogió al pago del impuesto sustitutivo por el FUT al 31 de diciembre de 2016, puesto que en caso de haberse acogido a dicha opción por el total del saldo a dicha fecha el único saldo de rentas que hubiese tenido la empresa corresponderían a INR, los cuales se entienden incorporados al registro REX a partir del 1° de enero de 2017.

Para determinar la situación tributaria de los retiros que efectúen los propietarios, contribuyentes de los impuestos finales, debemos remitirnos a lo señalado en el N° 3 de la letra B) del artículo 14 de la LIR, el cual establece el orden de imputación de los mismos. En este sentido, tales retiros se imputarán en forma cronológica a los registros mencionados en la letra anterior, comenzando por el RAI, luego al FUF y finalmente al REX. Asimismo, de acuerdo a lo establecido por el literal ii)  de la letra c) del N° 1 del numeral I del artículo tercero de las disposiciones transitorias de la Ley N° 20.780 de 2014, modificada por la Ley N° 20.899 de 2016, en el caso que los retiros, distribuciones o remesas resulten imputados al registro FUF o no resulten imputados a ningún registro, igualmente tendrán derecho al crédito por IDPC, siempre que exista saldo en el registro SAC o la empresa opte por pagar voluntariamente el IDPC sobre dichos montos.

Para el caso en análisis, la imputación de los retiros debe efectuarse de la siguiente forma:

Haga click sobre la imagen para ampliar

Tal como se aprecia en el cuadro anterior, el total de retiros resultan imputados a los saldos iniciales provenientes de rentas acumuladas en el FUT al 31.12.2016, por lo que la situación tributaria de éstos quedó definida en el momento de su imputación al registro RAI, resultando afectos a los impuestos finales, con derecho al crédito por IDPC según la tasa efectiva determinada, sin la obligación de restitución dado que se trata de crédito por IDPC generado hasta el 31.12.2016.

Finalmente, dado que existe un saldo de rentas en el registro RAI después de haber imputado los retiros del año, se debe proceder a reversarlo, a fin de determinar un nuevo monto de rentas afectas a los impuestos finales, el cual contendrá parte del saldo de las rentas acumuladas al 31.12.2016 más la RLI del ejercicio 2017.

Determinada la imputación de los retiros a los registros RAI, FUF, REX y SAC, resta identificar cuál será la tributación final de los propietarios de la empresa, contribuyentes del impuesto global complementario o adicional, según corresponda, lo que se expone a continuación:

Haga click sobre la imagen para ampliar

(*) Para el cálculo del IGC se utilizaron los valores de la tabla de dicho impuesto, según valores para el AT 2016.

Para el caso en análisis, y tal como lo muestran los datos anteriores, los socios de la empresa tributarán por la retiros efectivos que efectuaron durante el año comercial 2017, los que fueron imputados a los saldos de rentas provenientes del FUT al 31.12.2016, con derecho al crédito por IDPC que no está sujeto a la obligación de restitución, es decir, los socios tienen derecho a imputarlos en un 100% en contra de los impuestos finales que les afecten, incluso podrán solicitar su devolución.

En el caso del socios persona jurídica, al igual que lo planteado en el Caso 1 anterior, la forma de registrarlo dependerá del régimen tributario al que se encuentre acogido.

Tal como se señaló anteriormente, la empresa deberá confeccionar los registros de rentas afectas a los impuestos finales (RAI), de diferencias entre depreciación normal y acelerada (FUF), de rentas exentas e ingresos no constitutivos de renta (REX) y el de saldo acumulado de créditos (SAC) en forma cronológica, en base a la fecha en que se efectúen los retiros, remesas o distribuciones. Además, tal como se plantea en este caso, y como lo precisa la Reforma Tributaria1, se deberá tener presente para la confección de estos registros el saldo de crédito por IDPC proveniente del FUT existente al 31 de diciembre de 2016, así como también considerar incorporado al registro REX desde el 1° de enero de 2017 aquel monto de utilidades acumuladas en el FUNT y el control de las rentas acumuladas a dicha fecha en tal registro, para efectos del control de la tasa efectiva de crédito.

Para el caso planteado, la empresa deberá completar el registro RAI, el registro REX y el registro SAC, este último dará cuenta del crédito total proveniente del FUT determinado al 31 de diciembre de 2016, actualizado a la fecha de los retiros, remesas o distribuciones.

Haga click sobre la imagen para ampliar

Según se aprecia, para el caso en análisis se incorpora al RAI el saldo de FUT existente en la empresa al 31.12.2016 y al registro REX el monto del FUNT a dicha fecha. Finalmente, en el registro SAC se anota el saldo de crédito por IDPC existente a la fecha antes aludida.

La tasa efectiva de crédito determinada en base a los saldos al 31.12.2016 se obtuvo de la aplicación de la siguiente fórmula:

$26.582.200 / $100.000.000 = 26,5822%

Por último, se deberá llevar un control del saldo de FUT, lo cual tiene por objeto mantener el debido resguardo para el cálculo de la tasa efectiva de créditos (STUT).


1 Literal ii)  de la letra c) e inciso cuarto del literal iii) de la letra b), ambos del N° 1 del numeral I del artículo tercero de las disposiciones transitorias de la ley N° 20.780 de 2014, modificada por la Ley N° 20.899 de 2016.