Reporte Tributario Nº79 Enero 2017

Las empresas acogidas al régimen de tributación semi-integrado, contenido en la letra B) del artículo 14 de la LIR, no deben efectuar el ajuste de la reposición señalada en el N° 5 del artículo 33 de la LIR, toda vez que tal disposición sólo afecta a los contribuyentes acogidos al régimen de renta atribuida, es decir, no deben incorporar en la determinación de su RLI los retiros o dividendos percibidos.

No obstante lo anterior, el N° 3 del artículo 31 de la LIR establece que, en caso de estar en situación de pérdida tributaria, ésta deberá ser imputada a las rentas percibidas a título de retiros o dividendos afectos a IGC o IA, desde las empresas en las que participa, lo cual generará la disminución o eliminación total de dicha pérdida y podría gatillar la generación de un pago provisional por utilidades absorbidas (PPUA) dado el crédito por IDPC asociado a dichas rentas percibidas.

En base a lo anterior, de acuerdo a las modificaciones incorporadas por la Reforma Tributaria, a partir del 1° de enero de 2017 se podrá solicitar el PPUA únicamente en aquellos casos en los que en un mismo ejercicio se perciban retiros o dividendos afectos a los impuestos finales y se genere una situación de pérdida tributaria del ejercicio. Cuando en un mismo ejercicio se perciban más de un dividendo o retiro, se deberá considerar el orden cronológico de percepción a efectos de calcular los créditos por IDPC a solicitar como PPUA.

Con la imputación de la perdida tributaria a los retiros o dividendos afectos a los impuestos finales, se podrán generar dos efectos, esto es, mantener la situación de pérdida tributaria o eliminarla totalmente, situaciones en las cuales se deben tener presentes las particularidades analizadas, siendo una de ellas la de considerar o no la obligación de restitución que afecta a los créditos de los retiros o dividendos provenientes de empresas acogidas al régimen de tributación semi-integrado.

Dado que los dividendos y retiros percibidos no formarán parte de la RLI de las empresas acogidas al régimen semi-integrado, el crédito por IDPC asociado a dichas rentas no podrá ser imputado en contra del tributo corporativo que afecte a dicha RLI.

De acuerdo a lo establecido por el N° 3 del artículo 31 de la LIR, vigente a partir del 1° de enero de 2017, la única forma de obtener la devolución del IDPC a causa de la generación de perdidas tributarias1 es a través de la percepción de retiros o dividendos afectos a los impuestos Global Complementario o Adicional en el mismo ejercicio, dado que se eliminó la posibilidad de imputar las pérdidas tributarias del ejercicio a utilidades acumuladas en ejercicios anteriores.

Dicho de otro modo, aquella empresa que no tiene participaciones en otras sociedades jamás podrá solicitar la imputación o devolución del IDPC pagado por las utilidades obtenidas con anterioridad a la generación de la pérdida tributaria. La única opción que le quedará a la empresa en dicho caso es considerar tal pérdida como un gasto en el ejercicio siguiente.

En resumen, para poder imputar o solicitar la devolución del PPUA deben acontecer los siguientes hechos:

  1. La empresa debe participar en otras sociedades, ya sea como propietario, comunero, socio o accionista.
  2. Debe generarse una situación de pérdida tributaria en el ejercicio.
  3. Se deben percibir retiros o dividendos afectos a los impuestos finales en el ejercicio.
  4. Dichos retiros o dividendos deben tener derecho al crédito por IDPC.
  5. El IDPC al que tienen derecho los retiros o dividendos debe estar pagado.

1 También conocido como Pago Provisional por Utilidades Absorbidas (PPUA).

A fin de visualizar todo lo antes expuesto, a continuación se presenta un ejemplo práctico, cuyo objetivo es mostrar la determinación de la RLI de un empresarioindividual acogido al régimen semi-integrado que participa en una empresa acogida a renta atribuida y en otra acogida al régimen semi-integrado:

El Empresario Individual, Sr. Roberto Álamos, acogido al régimen semi-integrado a partir del año comercial 2018, presenta la siguiente información al 31 de diciembre de 2018:

1.    En junio de 2018 percibió un dividendo desde la sociedad AURA S.A., acogida al régimen semi-integrado, por un monto de $80.000.000.-, el cual se encuentra formando parte del resultado según balance de la empresa. Dicho dividendo está afecto a los impuestos finales y tieneasociado un crédito por IDPC con derecho a devolución y sujeto a la obligación de restitución, por un monto de $29.589.040.- (la tasa del IDPC vigente para el año comercial 2018 es de 27%).

2.    En septiembre de 2018 percibió $120.000.000.- por concepto de retiro efectuado desde la sociedad ARC Ltda., acogida al régimen de renta atribuida, el cual se encuentra formado parte del resultado financiero de la empresa. Dicho retiro está afecto a los impuestos finales y tiene asociado un crédito por IDPC con derecho a devolución por un monto de $31.898.640.- (afectados con tasa de IDPC del 21%, aplicándoles una tasa efectiva de 0,2658221 ).

3.    Determinación de la RLI

Haga click sobre la imagen para ampliar

Según muestra la determinación de esta RLI, se han aplicado exactamente las mismas normas que existían con anterioridad a la entrada en vigencia de la Reforma Tributaria2 , en donde los dividendos y retiros se deducían de la determinación de la RLI según lo señalado en la letra a) del N° 2 del artículo 33 y en el N° 1 del artículo 39 del señalado cuerpo legal, pero debían ser incorporados al FUT para la imputación de los retiros efectuados por los propietarios o de los dividendos distribuidos.

Del mismo modo, los retiros y dividendos percibos ingresarán a los registros de rentas empresariales. Como ya se señaló, dichas rentas formarán parte del registro RAI que se determine al final del ejercicio, mientras que los créditos por IDPC asociados a éstas ingresarán al registro SAC, manteniendo la calificación de origen de éstos, es decir, con o sin la obligación de restitución y con o sin derecho a devolución.

4.    A continuación se expone la determinación del Impuesto de Primera Categoría que afecta al empresario individual:

Haga click sobre la imagen para ampliar

Como se aprecia en el esquema anterior, en contra del Impuesto de Primera Categoría determinado sobre la RLI no se imputarán los créditos por IDPC al cual tienen derecho los dividendos y retiros, toda vez que éstos no fueron incorporados a la RLI.

5.    Dicha RLI se reflejará en la determinación de las rentas afectas a impuesto que se efectúe al 31.12.2018, tal como se muestra a continuación3:

Haga click sobre la imagen para ampliar

Según se desprende del cuadro anterior, la RLI del ejercicio, junto a los dividendos percibidos, estarán incorporados en el Capital Propio Tributario de la empresa (caja, banco, clientes, etc.), por lo que al restar a este concepto el capital aportado por los dueños dicha RLI y los dividendos, pasa a formar parte de las rentas afectas a impuesto del ejercicio (descontada la multa fiscal).

6.    A fin de visualizar la incorporación de las rentas afectas y los créditos por IDPC, asociados a la RLI y a los dividendos y retiros percibidos, a continuación se muestran la confección del registro RAI y SAC:

Haga click sobre la imagen para ampliar


1 Tasa determinada en base a los antecedentes del FUT Histórico al 31.12.2015, conforme a las disposiciones del artículo tercero de las disposiciones transitorias de la Ley N° 20.780 de 2014, modificada por la Ley N° 20.899 de 2016.
2 Ley 20.780 de 2014, modificada por la Ley 20.899 de 2016.
3 Para estos efectos se han agregado algunos datos a fin de determinar el RAI.

 

El cálculo del PPUA parte con la determinación de la Renta Líquida Imponible de la empresa, la cual, necesariamente, debe arrojar una pérdida tributaria conforme al mecanismo establecido en los artículos 29 al 33 del señalado cuerpo legal.

Dada la participación que posee la empresa en otras sociedades, sujetas al régimen de renta atribuida1 o semi-integrado, la pérdida tributaria podría desaparecer, dada la imputación de los retiros o dividendos percibidos afectos a los impuestos finales, debidamente incrementados, según lo señalado en el inciso tercero del N° 3 del artículo 31 de la LIR.

Atendido lo anterior, podemos identificar que los retiros o dividendos percibos que se imputen a la Pérdida Tributaria podrán generar los siguientes 2 efectos, los que implicarán algunas consideraciones a tener presente en el cálculo del PPUA:

1.    Que se mantenga la situación de Pérdida Tributaria, es decir, que pese a la imputación de las citadas rentas,la pérdida no fue totalmente absorbida.

2.    Que la Pérdida Tributaria desaparezca, es decir, las renta percibidas a título de retiros o dividendos la absorbieron totalmente.


1 Sólo en caso del empresario individual 14 B) que participa en una sociedad 14 A), cuya participación tiene reconocida en su contabilidad.