Reporte Tributario Nº101 Enero 2019

gonzalo polanco

Estimados lectores,

En esta centésima primera edición del Reporte Tributario, Nº101 enero/2019, empezaremos el estudio de un proceso que si bien es rutinario ya que nos convoca todos los años, siempre tiene novedades: se trata de la operación renta.

Como es sabido, la Operación Renta del AT 2018 fue un proceso complejo ya que fue el primero en que se comenzó a aplicar el nuevo sistema tributario creado a partir de la ley de reforma 20.780. Comenzaron a regir nuevas declaraciones juradas, nuevos registros y muchos contribuyentes y asesores se vieron sorprendidos ya que no conocían a cabalidad el sistema. Este año, la autoridad tributaria ya emitió las instrucciones correspondientes a través de la circular Nº58 de diciembre de 2018, por lo que nos encontramos en condiciones de estudiar con más detenimiento las principales novedades.

El Centro de Estudios Tributarios sigue trabajando para colaborar en la difusión de las materias relacionadas con tributación. En ese contexto, los invitamos a visitar www.cetuchile.cl, sitio en el que podrán encontrar publicaciones sobre diversos estudios tributarios, seminarios, apariciones en prensa de nuestros colaboradores e integrantes, análisis de jurisprudencia, historial de reportes tributarios, tesis para la obtención del grado de Magíster en Tributación de la Universidad de Chile, entre otras temáticas.

Invitamos asimismo a todos los lectores a interiorizarse detalladamente de las labores y actividades que desarrolla el Centro de Estudios Tributarios (CET UChile).

 

Profesor Gonzalo Polanco Zamora
Director Ejecutivo del Centro de Estudios Tributarios
CET Universidad de Chile.

Según lo planteado en este reporte, la operación renta del año tributario 2019 no trae grandes novedades, lo cual resulta ser positivo al momento de dar cumplimiento a las obligaciones tributarias que emanan de la ley y de las instrucciones administrativas del Servicio de Impuestos Internos.

Las leyes con implicancia tributaria que entraron en vigencia durante el año 2018 incorporan más bien situaciones particulares que no afectarán a la gran mayoría de las empresas para esta operación renta. Destaca por cierto la aparición de un nuevo impuesto aplicable al mayor valor generado en la enajenación de cierto tipo de bienes raíces.

Respecto a las declaraciones juradas, son pocas las que son modificadas en cuanto a sus instrucciones, preponderando la modificación relacionada a los plazos de presentación de éstas. Se considera positiva la situación de que desaparecen 10 declaraciones juradas y para este año tributario no existan declaraciones juradas nuevas.

Es importante tener en consideración la jurisprudencia administrativa emanada desde la autoridad tributaria, a fin de reconocer los efectos tributarios de las situaciones tratadas y de esta forma evitar las contingencias que se podrían suscitar.

Finalmente, se deben tener a la vista las modificaciones incorporadas al Formulario N° 22 para este año tributario, sobre todo aquella que dice relación con la apertura en la determinación del impuesto de primera categoría para contribuyentes con contabilidad completa, la cual está diferenciada en base al régimen general de tributación al cual se encuentre sometida la empresa.

Haga click sobre la imagen para ampliar

A diferencia de años anteriores, para el presente año tributario 2019, no hay declaraciones juradas nuevas.

Oficio N° 659 y 660, ambos de fecha 10-04-2018, régimen de tributación de sociedad anónima cuyo propietario es una asociación gremial. A través de este pronunciamiento el Servicio de Impuestos Internos señala que una sociedad anónima cerrada, cuyo propietario finalmente resulta ser una asociación gremial, no queda sometida a ninguno de los regímenes generales alternativos de tributación establecidos en el artículo 14 de la LIR, debiendo sujetarse a un IDPC con la tasa general establecida en el artículo 20 de dicho cuerpo normativo, la que actualmente es del 25%. Además, establece un mecanismo especial de distribución de dividendos y créditos, y señala el efecto que generaría la incorporación, directa o indirectamente, de propietarios contribuyentes de los impuestos finales (esta misma materia es tratada en el Oficio N° 839, de 30-04-2018).

Oficio N° 703, de fecha 13-04-2018, determinación de la tasa de PPMO en caso de utilización del beneficio establecido en la letra C) del artículo 14 ter de la LIR. Por medio de este oficio la autoridad tributaria deja en claro que el IDPC a considerar para efectos del recálculo de la tasa variable de los PPMO corresponde a aquel que en definitiva determinen una vez aplicadas las disposiciones de la letra C) del artículo 14 ter de la LIR.

Oficios N° 950 y 951, ambos de fecha 11-05-2018, suspensión de PPMO. Esta interpretación establece que la determinación de una pérdida tributaria al término del ejercicio, permite que los contribuyentes de la Primera Categoría que determinan su renta en base a contabilidad completa, suspendan los PPMO que deben efectuar en conformidad a lo dispuesto en el artículo 84 letra a) de la LIR, suspensión que procede conforme a lo dispuesto en el artículo 90 de este mismo texto legal y que aplica, en el caso de tales contribuyentes, independientemente del saldo positivo o negativo que puedan tener los registros de rentas empresariales denominados RAP, RAl, DDAN o REX. El mismo criterio es aplicable para determinar la procedencia de la suspensión de los PPMO en los trimestres siguientes de aquel en que la pérdida se produjo, cuando la situación de pérdida se mantiene en el primer, segundo o tercer trimestre. Producida utilidad en algún trimestre, corresponde reanudar el pago de PPMO.

Oficios N° 1019 y 1020, ambos de fecha 23-05-2018, situación de la pérdida de arrastre del régimen del IDPC en carácter de único vigente hasta el 31 de diciembre de 2016. A través de estos Oficios el SII señala que la pérdida de arrastre del régimen del Impuesto de Primera Categoría en carácter de único, acumulada en el registro FUNT al 31 de diciembre de 2016, originada por gastos asociados a activos que al ser enajenados a contar del 1° de enero de 2017, se sujetarán al régimen general de tributación con motivo de la derogación del régimen señalado, se deberán reversar en dicha fecha en el registro REX e imputarse como gasto necesario en la determinación de la Renta Líquida Imponible del mismo ejercicio, sin reajuste alguno. Por el contrario, si el activo fue enajenado antes del 1° de enero de 2017 y el régimen tributario que gravó a la renta quedó zanjado, correspondiendo al Impuesto de Primera Categoría en carácter de único, los gastos asociados a tal operación, sean pagados o adeudados antes o después de la fecha señalada, y formen o no parte de una pérdida tributaria de arrastre registrada en el FUNT al 31 de diciembre de 2016, no podrán ser reversados en el registro REX como tampoco rebajados de la Renta Líquida Imponible del ejercicio, dado que el régimen tributario al cual acceden se encuentra debidamente determinado.

Oficio N° 1021, de fecha 23-05-2018, intereses y gastos financieros relacionados a la adquisición de acciones del régimen del artículo 107 de la LIR. Por medio de este documento el Servicio de Impuestos Internos señaló que, de acuerdo con lo dispuesto en el texto actual del artículo 31 N° 1, inciso 2° de la LIR, vigente desde el 1° de octubre de 2014, los intereses y demás gastos financieros destinados a la adquisición de acciones que pudieren acogerse al régimen de excepción establecido en el artículo 107, podrán ser deducidos en el ejercicio en que sean pagados o adeudados, los cuales se aceptarán como gasto del régimen general de tributación, aun cuando estos bienes no produzcan rentas gravadas en la Primera Categoría. Ello, sin perjuicio de la obligación de cumplir con los demás requisitos establecidos en el inciso 1° del artículo 31 de la LIR.

Oficio N° 1617, de fecha 03-08-2018, ajuste del sobreprecio en colocación de acciones de propia emisión en la determinación de las Rentas Afectas a Impuestos finales (RAI). A través de esta interpretación el SII estableció que el sobreprecio obtenido en la colocación de acciones de propia emisión, mientras no sea distribuido, deberá deducirse en la determinación del monto que debe anotarse en el Registro RAI al término del ejercicio comercial respectivo, debidamente reajustado y en forma separada. Además, la sociedad respectiva deberá mantener el control detallado y actualizado de dicho sobreprecio mientras exista un saldo de éste pendiente de distribución, en forma separada a los registros de rentas empresariales, y dicho control y sus respaldos deberá mantenerse además mientras se encuentren pendientes los plazos de prescripción dispuestos en el artículo 200 del Código Tributario.

Oficio N° 2386, de fecha 19-11-2018, situaciones que podrían presentar las empresas al momento de la división. En este oficio la autoridad tributaria señala que, si bien la división de una sociedad con patrimonio financiero positivo, y a su vez, con un capital propio tributario negativo, a la fecha de la división, puede ser jurídicamente factible, en tal caso, los saldos existentes en los registros tributarios a los que se refiere su consulta, deben permanecer en la sociedad continuadora, salvo la diferencia de depreciación entre la depreciación acelerada y la normal consignada en el registro DDAN, la cual se asignará a la sociedad donde se radiquen los activos que originaron tal diferencia. Asimismo, si bien como consecuencia de la división de una sociedad con patrimonio financiero positivo, y a su vez, con un capital propio tributario negativo, puede nacer una sociedad cuyos activos asignados impliquen un capital propio tributario positivo, también, como consecuencia de aquello, el capital propio tributario de la sociedad continuadora podría hacerse más negativo; sin embargo, tal operación no puede alterar el resultado tributario que ésta tenía antes del proceso de división. Finalmente, en el caso de la división de una sociedad con patrimonio financiero negativo, y a su vez, con un capital propio tributario positivo, a la fecha de la división, este Servicio a través de su jurisprudencia ha señalado que no puede llevarse a cabo tal figura jurídica atendido lo dispuesto en el artículo 94 de la Ley N° 18.046.

Oficio N° 2474, de fecha 23-11-2018, criterio de atribución de rentas. Por medio de este oficio el SII precisó que, si en el pacto social se acuerda por los socios definir el reparto de utilidades a través de parámetros y una fórmula que serán determinados anualmente en forma extra estatuaria, se cumple la exigencia contenida en la letra a) del número 3 del artículo 14 letra A) de la LIR, por cuanto, basta que en los estatutos los socios se limiten a establecer criterios o describir una metodología de distribución. Conforme a lo dispuesto en la letra b) del N° 3 de la letra A) del artículo 14 de la LIR, cuando no pueda aplicarse la regla anterior, las rentas deberán ser atribuidas en la misma proporción que los socios hayan suscrito y pagado efectivamente el capital de la sociedad. Si no se hubiese enterado el capital, la atribución se efectuará en la proporción en que éste se hubiere suscrito.

Oficio Reservado N° 59, de fecha 07-12-2018, dividendos exentos del IGC con derecho a crédito por IDPC. En caso que los contribuyentes sujetos al régimen de renta atribuida o al régimen imputación parcial de créditos, perciban dividendos favorecidos con la exención del IGC de acuerdo al artículo 11 de la Ley N° 18.401, y con derecho a crédito por IDPC, deberán incorporarlos en el registro REX en una columna separada, y el crédito correspondiente se incorporará al registro SAC también en una columna separada, el cual sólo se asignará a los retiros o dividendos imputados a las rentas exentas con las cuales se encuentran vinculados. En el caso que los contribuyentes señalados, mantengan en el registro REX rentas exentas con crédito y rentas exentas sin crédito, los retiros o dividendos se imputarán en primer lugar, a las rentas exentas que tengan derecho al crédito por IDPC. En consecuencia, la imputación dentro del registro REX comenzará por aquellas que gozan de la exención establecida en el artículo 11 de la Ley N° 18.401. Finalmente, el crédito por IDPC asociado a las rentas exentas acumulado a contar del 1° de enero de 2017, se asignará con la tasa de 25% o 27%, dependiendo del régimen general tributación que se trate. En cambio, los créditos acumulados hasta el 31 de diciembre 2016, se asignará con una tasa efectiva (TEX) determinada de la división del total de créditos asociados a rentas exentas por el total de rentas exentas del artículo 11 de la Ley N° 18.401, contenidas en el registro FUNT o REX según corresponda. Cabe hacer presente, que los créditos por IDPC asociados a las rentas exentas del IGC se asignarán de acuerdo a las reglas generales, es decir, en primer lugar, se asignan los créditos generados a contar de 1° de enero de 2017 y a continuación los créditos generados hasta el 31 de diciembre de 2016.

Oficio N° 2624, de fecha 14-12-2018, situación del excedente de crédito por IDPC en el término de giro de empresa acogida al régimen de renta atribuida. A través de este pronunciamiento el SII confirma que es posible imputar contra otras obligaciones tributarias, el remanente de crédito por IDPC que se genere producto de la aplicación de las disposiciones del N°3 del artículo 38 bis de la LIR, correspondientes a la aplicación de la tasa promedio de IGC sobre las rentas o cantidades atribuidas en el término de giro de un contribuyente sujeto al régimen del artículo 14 letra A) de la LIR. No obstante, la posibilidad de su devolución, en caso de existir un remanente, estará supeditada a si el crédito por IDPC que formaba parte del SAC, puede ser objeto de devolución conforme a las normas de la LIR. Todo ello, de acuerdo a las instrucciones impartidas para las Líneas 25, 35 y 42, del Suplemento Tributario Año 2018, y a lo previamente instruido en Circular N°49, de 2016. Además, en este oficio se instruye respecto a la forma de declarar en el formulario N° 22 la situación antes señalada.

Oficio N° 2805, de fecha 28-12-2018, asignación del crédito IPE en caso de división de empresas. Por medio de este oficio el SII señaló que, de acuerdo a los nuevos regímenes generales de tributación, contenidos en las letras A) y B) del artículo 14 de la LIR, en caso de división de una sociedad, el registro SAC, que incluye entre sus componentes al crédito imputable contra impuestos finales proveniente de impuestos pagados en el exterior, debe asignarse en proporción al capital propio tributario que se asigne. Por su parte, el crédito total disponible que se determine producto de dividendos o retiros de utilidades recibidos desde el exterior en el ejercicio comercial en que se efectúa la división, en una fecha previa a ésta, tanto en la parte que se imputa contra el IDPC como en la parte que se imputa contra los impuestos finales, deberá ser asignado a la empresa o sociedad que nace de la división en la misma proporción que le corresponda sobre el capital propio tributario que se divide.