Gonzalo Polanco, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile, Estrategia.

Los expertos tributarios consultados por ESTRATEGIA afirmaron que las circulares buscan alivianar un sistema que de por si es muy complejo, por lo que se deben realizar cambios estructurales a ley tributaria.

Tras una revisión de las últimas 7 circulares entregadas por el SII, que cierra el primer proceso de implementación, expertos tributarios mantienen que no hay posibilidad de simplificar un sistema que es complicado a nivel legal. Si bien se aprecia el trabajo del SII, la renta atribuida y el sistema semi integrado siguen pareciendo demasiado engorrosos, l tiempo que la circular n°65 (referido a la Norma Antielusión), no respondió las principales interrogantes de los tributaristas.
Gonzalo Polanco, Director Ejecutivo del Centro de Estudios Tributarios de la U. de Chile, señaló que “el SII hizo un esfuerzo pedagógico que hay que reconocer”, pero explicó que “las circulares son normas interpretativas, no pueden agregar o quitar lo que está contemplado en la ley, No podemos exigir que simplifiquen completamente el sistema, porque la ley es simplemente más compleja que lo que había antes”. Afirmó que la interacción de los sistemas sigue siendo lo más complicado de la normativa y que los expertos necesitarán un tiempo para revisar las más de 360 páginas de las circulares.


Más crítico fue el abogado Christian Blanche, socio de Tax Advisors y académico de la PUC, quien indicó que “el tema de los sistemas tributarios es algo que ni siquiera voy a mirar, porque tengo la gran esperanza de que esto no va a subsistir. Empezar a estudiar un sistema que está cuestionado hasta por el ministro Valdés me parece poco racional, no creo que llegue a ser operativo”, recalcó, señalando que la desaceleración de la economía podría provocar un cambio de opinión de la autoridad de Hacienda respecto a realizar cambios mayores.


En tanto, Patricio Gana, socio principal de AK Consultores, manifestó que las circulares incluso complejizan más el sistema, apuntando a la mayor cantidad de registros que implicarán los nuevos esquemas, sobre todo cuando estos interactúan. “Tenemos un marco tributarios que se expande a pasos agigantados, Eso no ayuda a simplificar. La única forma de modificarlo es con cambios en la ley, una operación de cirugía mayor”, sostuvo Gana. Además, aseguró que la operación de los nuevos sistemas implicará mayores costos, asociado también a los errores que se puedan cometer. “Las empresas de provincia no tendrá acceso a asesoría de buen nivel para poder salir adelante en esto. Yo esperaba más simplificación”, agregó. Finalmente, el profesional criticó que una vez elegido un sistema se deba permanecer en él durante 5 años, argumentando que “el ritmo de los negocios hoy no permite eso. En un par de años se puede dar una realidad totalmente diferente, y esto podría llevar a perder competitividad o a buscar “subterfugios” para salir del esquema.


NORMA ANTIELUSIÓN


Otro punto tiene que ver con la circular n°65, pues no recoge la inquietud por la retroactividad que implica la aplicación de la Norma Antielusión. Al proponer una revisión de “fondo sobre forma”, la nueva facultad del SII podría llevar a la recalificación de pactos o contratos celebrados con anterioridad a la entrada en vigencia de la norma (30 de septiembre). “Si hice una compra venta de derechos sociales hace 10 años, pero solo me han pagado una parte y me pagan el resto cuando comience a regir la norma... ¿me lo podrían objetar? Se crea un grado incertidumbre jurídica absurda, acotó Blance.


Volver