Gonzalo Polanco, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile, La Tercera.

Siete documentos, de cerca de 400 páginas, instruyen sobre aplicación e interacción entre sistemas.
También se aborda la nueva norma antielusión, que sería retroactiva según los especialistas.

Diez meses después de que se promulgara la Reforma Tributaria, el Servicio de Impuestos Internos (SII) culminó ayer su proceso de publicación de las 50 circulares con instrucciones para la implementación del cambio normativo. Y lo hizo a través de ocho documentos que bordean las 400 páginas y que abordan mayoritariamente los dos nuevos regímenes de impuesto a la renta que inician su vigencia en 2017-semi integrado y de renta atribuida- y el alcance de la nueva norma antielusión que parte en septiembre próximo.

El subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, presentó ayer las circulares y las calificó como el primer “hito” en el programa de implementación de la reforma, destacando que los contribuyentes tendrán un año y medio para decidir por a cuál sistema acogerse, en el que deben permanecer como mínimo 5 años. Micco confirmó que la próxima semana partirán encuentros con expertos y gremios empresariales como la CPC y la Sofofa para debatir los alcances de la Reforma Tributaria.

Aunque los especialistas valoraron algunas precisiones derivadas de las instrucciones del SII, coincidieron en que las circulares reafirman la complejidad de la coexistencia entre ambos regímenes de impuesto a la renta (ver página 34).     

INTERACCIÓN ENTRE SISTEMAS

Renta atribuida

Sistema con impuesto de primera categoría (IDPC) de 25% sobre resultado tributario anual y crédito de 100% sobre el impuesto global complementario (IGC) o Adicional (IA) de socios y accionistas.

Forma de atribuir renta

La empresa aplica el IDPC a sus rentas mientras que los dueños aplicarán el IGC o IA sobre la proporción de la renta que se les atribuya por la empresa en el mismo período. La renta de la empresa se atribuirá a los dueños a través de dos mecanismos alternativos: en la proporción en que se distribuyan las utilidades o, si no existe acuerdo en la empresa al respecto, la renta se atribuye en la proporción en la que se aportó el capital.

Cuando no se distribuyen dividendos

Para efectos de no gravar con impuestos la distribución de dividendos o utilidades que realice la empresa con cargo a rentas que pagaron todos los impuestos (IDPC, iGC o IA), es necesario clarificar cuáles utilidades pagaron impuestos y cuáles no. Para ello se deberán llevar seis registros: ren- ta atribuida propia, rentas exentas e ingresos no renta, rentas atriuidas por terce- ros, rentas afectas a IGC o IA, saldo acumulado de 1 créditos (SAC), retiros.

Dueños contribuyentes del IDPC

Si un dueño de empresa es, a su vez, otra empresa que también tributa por el IDPC, ocurre lo siguiente:

-La renta atribuida en calidad de socio o dueño (proporción), debe ser, a su vez, atribuida por esta segunda empresa a sus propios dueños y así sucesivamente, hasta llegar a los dueños finales. En otras palabras, la segunda empresa es “transparente” para la renta atribuida. La excepción a lo anterior aplica en el caso de que esta segunda empresa obtenga una pérdida tributaria, situación en la cuál esta pérdida puede absorber total o parcialmente la renta que se les atribuya. -En el caso de las rentas retiradas, operan las normas de interacción (ver tercer cuadro).
Semi integrado

Régimen con IDPC de 27% sobre ganancias anuales y crédito del 65% sobre IGC o por utilidades retiradas por dueños y socios. El sistema es parcialmente integrado en la medida en que el IDPC sirve de crédito sólo en parte para los impuestos finales de los dueños o socios.

Tres registros

Una empresa acogida a este régimen debe llevar tres registros, con el objeto de controlar las sumas que al momento de ser retiradas de ésta por los dueños deban afectarse con IGC o IA: rentas afectas a IGC o IA, rentas exentas e ingreso no renta, saldo acumulado de créditos.

Tributación de dueños

Los dueños de empresas acogidas a este régimen deberán tributar el IGC o IA cuando efectúen retiro de rentas afectas, hayan pagado o no el IDPC. Para determinar si los retiros se afectan con impuesto se debe verificar el tipo de rentas acumuladas en la empresa en el siguiente orden:

-El retiro se imputa a las rentas afectas (IDPC o IA) acumuladas en la empresa (diferencia entre patrimonio financiero o tributario, menos todo lo exento de impuesto al momento de retiro). El crédito se imputa en un 100% pero el socio debe

2 restituir en el momento el 35% de éste.

-El retiro se imputa a rentas exentas de impuestos finales o ingresos no constitutivos de renta. Estas quedan libres de impuesto.

Sobre la renta atribuida

De manera excepcional, los dueños podrán tributar sobre la renta atribuida por la empresa, en caso de que ésta sea, a su vez, socia de otra acogida a la renta atribuida. Serían “transparentes”.

Contribuyentes del IDPC

Si uno de los dueños de la empresa es, a su vez, otra empresa que tributa por IDPC acogida al sistema semi integrado, los retiros que se efectúen desde la primera empresa, no producen efectos tributarios, salvo en lo relativo al registro, ya que el crédito por IDPC que tenga el retiro, se incorpora al registro SAC.

Coexistencia

Retiro de rentas Como el tratamiento de las rentas afectas al IGC o IA es distinto entre ambos regímenes, el reparto de utilidades entre sociedades del mismo u de otro sistema se trata de manera distinta:

Empresa fuente del retiro con renta atribuida -Retira firma en régimen atribuido: estos se incorporan al resultado tributable de la empresa (RLI) más una cantidad equivalente al crédito por IDPC si lo hubiere. Se afectan con el IDPC de 25% y tal renta se atribuye a los dueños de la misma. Procede deducir del IDPC el crédito que puedan tener dichos retiros. -Retira firma en régimen semi integrado: estos retiros se incorporan al resultado tributable de la empresa (RLI) más el crédito por IDPC si lo hubiere. Se afectan con IDPC de 27% y procede deducir el crédito. Dichas cantidades tributarán con IGC o IA cuando sean retiradas desde la segunda empresa.

Fusiones

-Por creación: en este tipo de fusión, la empresa o sociedad que se constituye podrá optar por el régimen al que quedará sujeta por cinco años desde la fecha de fusión, independiente del sistema que hayan tenido antes las empresas fusionadas.

-Por incorporación: La empresa o sociedad 3 que subsiste deberá mantener el régimen de tributación al que se encontraba sujeta a la fecha de fusión.

División de empresas

En el caso de una divisón de una empresa o sociedad sujeta a la renta atribuida, las firmas que se constituyan quedarán sujetas al mismo régimen de tributación en el cual se encontraba la empresa o sociedad dividida, debiendo mantenerse en él por el plazo de cinco años.

FUT y FUNT

Si una empresa inició actividades antes del 1 de enero de 2017 y a la fecha de sumarse al nuevo régimen mantiene un FUT (Fondo de Utilidades Tributables) y FUNT (Fondo de Utilidades No Tributables), dichas sumas tributarán o no, según corresponda, cuando sean retiradas de la empresa o al término de giro de la misma.

“Si se habló de darle simplicidad a la reforma, las circulares en ningún caso lo hace”
Javier Jaque Docente de la U. de Chile

“Si se evaluaran nuevos mecanismos, necesariamente habría que cambiar la ley”
Gonzalo Polanco C. Est. Tributarios U. de Chile

“Que la autoridad esté convocando a expertos tributarios implica un escenario positivo”
Marcos Bravo
Socio de Salcedo & Cía

ENCUENTRO TRIBUTARIO

El Ministerio de Hacienda está solicitando a los expertos que acudirán al encuentro tributarista de los días 29 y 30 de julio, para que les envíen sus comentarios sobre la Reforma Tributaria y las circulares recién emitidas.


Volver