Gonzalo Polanco, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile, La Tercera.

El mundo académico se encuentra actualizando programas de pregrado y postgrado, además de seminarios, que faciliten la comprensión de la nueva normativa.

Complejidad. Ese es el concepto que se repite entre los expertos al analizar la reforma tributaria aprobada en septiembre del año pasado y que se mantiene a pesar de los avances que reconocen en el proyecto de simplificación presentado este mes por el gobierno. Por esta razón, el mercado se prepara con el objetivo de entender a cabalidad el articulado y llegar bien preparados al 2018, cuando la reforma tributaria entre en plena vigencia.

Es en este escenario donde universidades, abogados tributaristas, y empresas de auditoría buscan afrontar la creciente demanda por capacitación de parte de ejecutivos de empresas y profesionales de las áreas de auditoría, contabilidad, derecho e ingeniería comercial. Esto a través de la actualización de los programas de estudios de pregrado y postgrado, creando nuevos diplomados y desarrollando seminarios que faciliten una mejor comprensión de la nueva normativa.

“Por la envergadura de la reforma tributaria, claramente ha habido un aumento importante en la demanda por acceder a los diplomados y seminarios que nosotros ofrecemos y que evidentemente hace un par de años no existía”, explica el abogado y director académico del Diplomado en Tributación de la Universidad de Chile, Gonzalo Polanco.

Visión similar tiene la abogada y jefa de programa del Diplomado en Análisis y Planificación Tributaria de la Universidad Católica, Soledad Recabarren. “Entiendo que hay mucho interés en el tema tributario, en gran medida porque hay muchas personas que  se desempeñan en este ámbito y quieren actualizarse de manera ordenada. Que alguien le explique las cosas de la A  a la Z”.

A los programas de postgrado que ofrecen ambas casas de estudios, se suma el que entregará en forma inédita a partir del próximo año la Universidad del Desarrollo, tras un joint venture con la firma auditora PwC Chile.

“Este diplomado obedece a la necesidad que nosotros vislumbramos  va a tener el mercado respecto de capacitación de una normativa que involucra el mayor cambio en nuestro sistema impositivo en 30 años”, revela el coordinador del Diplomado Reforma Tributaria y socio del área legal y tributaria de PwC, Luis Avello.

Materias complejas

Los expertos reconocen que la coexistencia de los sistemas de renta atribuida e integración parcial y la nueva norma general anti elusión surgen como los temas más complejos de la reforma y, por lo tanto, a los que han prestado mayor atención a la hora de elaborar los programas de estudio.

“Hay algunos temas que son complejos en lo conceptual, como por ejemplo, la norma general anti elusión, porque no tenemos jurisprudencia previa en Chile, porque estamos supeditados a la interpretación del SII, y después habrá que espera cómo queda en la práctica. (…) Hay otros temas que son complejos por su practicidad, específicamente los dos sistemas de tributación. Debemos considerar que hay nuevos registros y estos entrarán a operar a partir del 1 de enero de 2017. Hay que saber en la práctica cómo llenarlos, cómo operan las normas de prelación para efectos de retiros”, explica Avello.

En tanto, Polanco agrega que, por ejemplo, el Fondo de Utilidades Tributables (FUT) lo seguirá en enseñando por mucho tiempo más “porque la reforma no elimina el FUT histórico, entonces los alumnos tienen que seguir conociéndolo”. No obstante, “ahora se añaden los famosos sistemas de renta atribuida e integración parcial, por lo que hubo que  aumentar las horas y cambiarla de nombre a Sistemas de Imputación”.

En el caso de las normas anti elusión, Recabarren reconoce que debieron separar el ramo denominado código tributario de sus programas de magister. “Uno es obligaciones tributarias, derechos y deberes y después tienes un módulo distinto sobre litigación tributaria. (…) Por la dificultad de este tema amerita que tengas dos cursos sobre el tema y no un curso resumido”.

La abogada explica además que en la UC le han dado hincapié en mantener el concepto de planificación tributaria. “Ahora mucho de los programas han cambiando el concepto por estrategias de decisión, y nosotros hemos reforzado el concepto, porque queremos que la gente enfrente el tema y lo evalué en toda su extensión. El tema es conflictivo y hay que tratarlo en la sala de clases. (…) Tenemos que conocer muy bien cuál es la línea divisoria entre planificación, elusión y evasión, y tienes que ser capaz de entender la diferencia”.

Simplificación


Gonzalo Polanco reconoce que el año pasado habían hecho “un gran esfuerzo” en actualizar sus contenidos y que luego que se apruebe el proyecto de simplificación que actualmente se discute en el Congreso  tendrán que realizar un esfuerzo similar. Respecto de los plazos, esperan que se concrete a fines de enero como pretende el Ejecutivo y no en marzo. “Eso generará la dificultad que vamos a tener menos tiempo para que nuestros profesores actualicen sus conocimientos”.

En esta línea, Soledad Recabarren explica que lo que han hecho los profesores es ajustar los programas para que, llegado el momento, siempre tengan tiempo disponible para poder ver los cambios. “Eso nos obliga estar todo el día pendientes de cómo se va avanzando”.

Con todo, Luis Avello advierte que si no se aprueba el proyecto de simplificación en enero “van a quedar temas abiertos”. Por lo tanto, “si se aprueba lo antes posible dará certezas a todos los participantes y a las instituciones que dan este tipo de capacitación”.


Volver