Gonzalo Polanco, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile, La tercera

Gravamen transitorio ha superado con creces las estimaciones de Hacienda. En 2016 recaudó US$ 685 millones, siete veces lo previsto. Expertos creen que sólo entre enero y abril de 2017 los ingresos por este concepto superarán todo lo recaudado el año pasado.

Eliminar el Fondo de Utilidades Tributarias (FUT) fue uno de los objetivos primarios de la reforma tributaria de 2014, aunque todo parecía indicar que el registro quedaría “congelado” a partir del primero de enero del presente año, cuando entraron en régimen los nuevos sistemas de tributación (atribuido y semi integrado).

Pero el Ministerio de Hacienda introdujo en la reforma tributaria un “comodín”; un beneficio tributario, con una tasa preferencial fija del 32% para las empresas y variable para las personas que hoy aparece como un importante alivio para el complejo escenario de las cuentas fiscales. Esto, porque al recaudar $ 453 mil millones en 2016 -cerca de US$ 685,3 millones con un tipo de cambio de $ 662-, el mecanismo logró superar más de siete veces lo anticipado en el informe financiero de la reforma tributaria (US$ 93 millones).

Más aún, expertos tributaristas afirmaron que este año la recaudación del impuesto sustitutivo del FUT (ISFUT) superaría todo lo logrado en 2016, pese a que el beneficio transitorio solo se podrá utilizar hasta el 30 de abril. Con esto, y sumando los US$ 146,9 millones que se obtuvieron en 2015, el mecanismo podría alcanzar un monto cercano a los US$ 1.500 millones que logró el beneficio transitorio de declaración de capitales en el extranjero aplicado en 2015.

De acuerdo a Gonzalo Polanco, director del Centro de Estudios Tributarios de la U. de Chile, “los contribuyentes aprovechan en masa las herramientas cuando se acaban los plazos. La recaudación este año podría superar lo que hemos visto, es una muy buena posibilidad”.

Asimismo, Christian Blanche, socio de Tax Advisors, dijo que “la recaudación por esta vía va a aumentar ostensiblemente en 2017. Mucha gente aún no entiende este concepto, ya que recién terminan de pararse del “atropello” que significó el cambio del régimen tributario”. Además, el abogado aseguró que “hay empresas que no tenían caja para pagar adelantar el pago del FUT, algunas están esperando créditos para hacerlo”.

Javier Jaque, socio de Consultoría Tributaria de EY, sostuvo que “sin lugar a dudas los números van a ser mayores en 2017, estoy 100% convencido”, agregando que “los clientes están esperando a abril para pagar, hasta el último día. Existe una lógica financiera que mientras más tarde se paga es mejor”. En esta línea, el experto explicó que “si una empresa está acogida al régimen semi integrado, se puede evitar pagar el 44,45% como tasa marginal, pagando solo un 32%”.

Anticipo de impuestos

Con todo, Jaque advirtió que “hoy se está compensando la menor recaudación que genera el mal nivel de la economía, porque se está adelantando el pago de impuestos de los próximos 10 a 20 años. Los siguientes gobiernos no van a tener caja”.

Asimismo, Claudio Bustos, socio de Bustos & Cía. Abogados Tributarios, argumentó que una vez que se acabe el plazo para aprovechar esta franquicia “la recaudación posterior disminuirá considerablemente, puesto que todas las personas que se han acogido, como también aquellos que se acogieron a la amnistía tributaria del 8% de las rentas en el exterior, privilegiarán para el consumo futuro aquellas rentas ya tributadas bajo dichas franquicias, y no pagarán impuestos adicionales.”. Así planteó que “muchas personas han visualizado estas franquicias como una verdadera inversión”.

Por su parte, Polanco remarcó que “desde el punto de vista de las políticas públicas, podría decirse que solo un gobierno se benefició de esto”.

“Sanear” las cuentas

Más allá de que las empresas vean con buenos ojos la tasa preferencial del 32%, o la tasa variable que establecía el mecanismo -aplicable para sociedades conformadas por personas naturales- los expertos reconocieron que el pago del FUT histórico no solo se sustenta en temas económicos.

Esto ya que el mecanismo permite “liquidar” el registro del FUT para pasarlo al Fondo de Utilidades No Tributables (FUNT), desde el cual se pueden retirar las utilidades en cualquier momento en adelante. De hecho, Patricio Gana, socio principal de la consultora AK Contadores, afirmó que “muchas empresas se acogieron sin que les fuera tan conveniente la tasa, aprovechado la instancia de poder “limpiar” su FUT y así partir con la reforma tributaria sin ninguna carga”.

En tanto, Cristián Vargas, director Tax & Legal de BDO y ex jefe jurídico del SII, indicó que el objetivo de la reforma tributaria en este punto era “liquidar” el FUT histórico, de manera que se pudiera empezar con los nuevos regímenes sin la carga anterior.

“Es una ‘zanahoria’ que ha creado el legislador para generar una recaudación en un momento de crisis económica”, afirmó en tanto Cristián Blanche. Añadió que “hay mucha gente que tiene activos de uso personal, o cuentas por cobrar inexistentes, o activos que nadie sabe dónde están… cosas que ensucian el balance. Si se paga el FUT, se pueden retirar los activos contra esto y liquidarlo. Es una manera de sanear las cuentas”.

De todas maneras, el experto alertó que “el proceso queda abierto a fiscalización, hasta abril de 2019, y si se cree que la declaración fue maliciosamente falsa, hay plazo hasta abril de 2022”.


Volver