Gonzalo Polanco, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile, La Tercera.

Personas con ingresos de hasta $1,4 millón mensual son 50% de los ahorrantes. Por monto declarado, lideran los segmentos de mayores rentas.

SII: tramos menores de renta concentran ahorro voluntario
Más de 434 mil contribuyentes declararon ahorro previsional voluntario al SII.

Un total de $ 575 mil millones (unos US$ 860 millones) alcanzó el monto declarado por los contribuyentes como parte de su aporte previsional voluntario (APV), el APV complementario, y la cotización voluntaria, en el año tributario 2016, donde prácticamente la mitad de declarantes corresponde a quienes se encuentran en el tramo de renta inferior a unos $ 1,4 millones como ingreso mensual ($ 16,8 anual).

Esto, de acuerdo a información levantada por el Servicio de Impuestos Internos (SII), con base a las declaraciones recibidas en el Formulario 22 de Impuesto a la Renta, y las declaraciones juradas N° 1812, 1871, 1887 y 1899.

De los 434.108 contribuyentes que realizaron su declaración por ahorros previsionales voluntarios, 216.489 se ubicaron en los dos tramos de menores ingresos (ver cuadro). Esto si bien el monto declarado en estos segmentos alcanzó ($ 123 mil millones), equivalente a un 21,5% del total. Mientras, los contribuyentes de ingresos más altos, que superan los $ 3,2 millones como ingreso mensual ($ 39 millones al año), fueron el 19,6% del total de declarantes, con montos que llegaron a los $ 307 mil millones, un 53,5% de lo declarado.

Cabe señalar, en este sentido, que en el caso de los ingresos menores a $ 1,6 millones, la gran mayoría está acogido a la letra A, artículo 20 del Decreto Ley 3.500, que establece una bonificación de un 15% del ahorro logrado por el afiliado, hasta un tope de 6 UTM (unos $ 280 mil). Esto, “de manera de incentivar el ahorro en personas cuyo ingreso están bajo el global complementario y a los que por tanto no afecta de modo alguno una rebaja tributaria”, según explicó el gerente de segmento Individual de la Compañía de Seguros Confuturo, Jaime Torres, dando cuenta del beneficio existente desde 2008 para el “ahorro previsional de la clase media”.

Así, Torres indicó que hasta entonces solo existía el régimen B, al que se acogieron en mayor medida los contribuyentes de altos ingresos, donde “lo ahorrado se descuenta hasta UF 600 anuales de la base de ingresos afectos al impuesto Global Complementario”.

De acuerdo a Christian Becerra, del Centro de Estudios Tributarios de la U. de Chile, quienes se acogieron a la letra A del DL 3.500 habrían obtenido en total en 2016 un crédito por $ 35.358 millones monto que se deduce “suponiendo que el beneficio en ningún caso fue superior a las 6 UTM” y tomando los $ 235 mil millones declarados con un 15% de crédito. En tanto, Becerra estimó que entre quienes se acogieron a la letra B del Decreto Ley, “eventualmente podría postergarse un pago de impuesto de alrededor de $ 95.952 millones, resultado de la multiplicación de cada uno de los montos por el factor correspondiente a la tasa del tramo indicado”.

Finalmente, si bien las cifras de los reguladores de pensiones, bancos y valores y seguros, plantean que el sistema de ahorro voluntario totaliza 1,7 millones de cuentas, pertenecientes a 1,5 millones de personas (ya que un mismo trabajador puede tener varias cuentas de APV), Becerra indicó que los contribuyentes que se ubiquen en el tramo de rentas exentas (bajo los $ 606 mil mensuales) no estarían contabilizados en la información del SII.


Volver