Gonzalo Polanco, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile, La Tercera.

En total, incluyendo a los gremios empresariales, el titular de Hacienda sostuvo ocho reuniones con parlamentarios y técnicos.

No sólo gremios empresariales fueron los protagonistas de las reuniones que coparon ayer la agenda del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, por el proyecto de modernización tributaria. En total, fueron ocho reuniones a lo largo del día.

Siempre acompañado por los asesores en la materia de la cartera Carolina Fuensalida y Manuel Alcalde, el titular de Hacienda también recibió a parlamentarios del oficialismo y la oposición, además de algunas de las contrapartes técnicas de la futura reforma, el Colegio de Contadores y el Centro de Estudios Tributarios.

“Estamos dispuestos a acoger las buenas ideas y esta es la forma de tener un buen proyecto tributario para Chile”, sostuvo el titular de Hacienda en sus únicas declaraciones durante la maratónica jornada y agregó que “entendemos que el diálogo es el único camino para alcanzar un acuerdo.

Estamos haciendo un trabajo prelegislativo que se ha intensificado en las últimas semanas”.

Los primeros parlamentarios en reunirse con Hacienda fue un grupo transversal de senadores liderados por Ximena Rincón (DC) y Juan Antonio Coloma (UDI) en la que le propusieron institucionalizar en la reforma la donación de artículos de primera necesidad, sin que corran el riesgo de ser catalogados como gastos rechazados, lo que hoy está autorizado vía circular del SII, pero no en el código tributario. La idea, según el propio Larraín, fue bien acogida.

Posteriormente, fue la bancada de senadores de RN lideradas por José García, Andrés Allamand y Francisco Chahuán, la que se bien no estaba inicialmente anunciada, se coordinó rápidamente para concretarse en torno a las 15 horas.

Según el senador García se trató de un intercambio de opiniones. “Entendemos que el gobierno está en un proceso de consulta sin que tenga aún resuelto los aspectos centrales del proyecto de modernización. Al menos me voy con esa impresión, que faltan algunas definiciones”, precisó el legislador.

Luego, los senadores Ricardo Lagos Weber (PPD) y Jorge Pizarro (DC) se reunieron separadamente con Larraín.

El senador del PPD sostuvo que “le planteé mi preocupación de que no hubiese una rebaja en la carga tributaria y de no generar una señal negativa de su distribución”.

El turno final de la jornada fue del Colegio de Contadores y del Centro de Estudios Tributarios.


Volver