José Yáñez Henríquez, Director Centro Estudios Tributarios, Universidad de Chile.01/04/2010.Diario Estrategia.

Las reformas tributarias no tienen necesariamente que ser para aumentar o disminuir la recaudación tributaria. También debieran ser para perfeccionar dicho sistema, manteniendo la recaudación constante. En artículo anterior se examinó el tema de la equidad, ahora se verá el tema de la simplicidad.

La simplicidad es el requisito de que el sistema tributario sea sencillo, fácil de entender y de cumplir con él.

Un texto simple reduce la probabilidad de cometer errores, mejora el cumplimiento y aumenta la aceptación del sistema. Los contribuyentes debieran ser capaces de cumplir, por sí mismos, con la declaración de sus impuestos.

En este sentido, ha sido muy positiva la medida tomada por el SII de entregar una propuesta de declaración para los contribuyentes, con situaciones no demasiado complejas. También los impuestos debieran ser fáciles de pagar, con una cantidad apropiada de centros de pagos y que se acepte la cancelación con todas las alternativas de pago que existan.

La complejidad del sistema tributario conduce a que los contribuyentes carezcan de certeza acerca de cuáles son sus obligaciones tributarias, lo que aumenta las tasas de incumplimiento e incrementa los costos de recaudación.

Sin embargo, nuestra realidad dista mucho de lo planteado por este principio. Por ejemplo, considere la ley del impuesto a la renta, ni los expertos la entienden bien. Si no fuera así, no existirían controversias en tribunales por la interpretación de sus normas, no habría manuales de cientos de páginas para saber cómo declararlo, no debería haber oficios y normas aclaratorias de la ley, no debería existir una industria en torno a la declaración de este impuesto, etc.

Por esto, introducir reformas que promuevan la simplicidad es importante. A pesar de muchos avances conseguidos en Chile, todavía queda mucho por hacer para lograr este propósito. La propuesta de reforma tributaria postulada por Hall-Rabushka hace importantes avances en esta dirección. Por ejemplo, elimina la corrección monetaria, el registro de la depreciación de la inversión, etc.

José Yáñez Henríquez
Director Centro Estudios Tributarios
Facultad Economía y Negocios
Universidad de Chile.


Volver