Reporte Tributario Nº62 Julio 2015

Para estas inversiones, que se mantengan hasta el 31 de diciembre de 2016, la derogación del artículo 57 bis tiene los siguientes efectos:

1. A partir del 1° de enero de 2017 los contribuyentes ya no podrán efectuar inversiones o depósitos con el beneficio tributario del artículo 57 bis.

2. Sólo tendrán derecho al crédito establecido en el artículo 57 bis por la parte que corresponda a los remanentes de ahorro neto positivo no utilizado, que se determinen al 31 de diciembre de 2016.

3. Dicho saldo de crédito no podrá superar el 30% de la renta imponible del contribuyente o 65 UTA. El saldo de ahorro neto que exceda los montos señalados constituirá remanente para años siguientes, que podrá ser utilizado hasta su total extinción, debiendo reajustarse según la variación del IPC entre el último día del mes anterior al cierre del ejercicio precedente y el último día del mes anterior al cierre del ejercicio que se trate.

4. Para efectos de cumplir el plazo establecido en el N° 5 del artículo 57 bis, se considerará que se produce también un ANP a contar del 1° de enero de 2017 si el contribuyente no efectúa retiros o giros a partir de esa fecha, hasta que se cumpla con el plazo señalado en dicho numeral.

5. En caso de retiros o giros que se efectúen no se debe distinguir entre capital e intereses, utilidades, ganancias de capital, etc., conforme a lo señalado en el N° 9 del artículo 57 bis.

Las disposiciones del nuevo artículo 54 bis de la LIR rigen a partir del 1° de octubre de 2014, por tanto las inversiones efectuadas a partir de esa fecha podrán acogerse a lo señalado en el artículo, siempre que cumplan con los requisitos ya analizados.

Para las inversiones que se efectúen a partir del 1° de enero de 2015, y se acojan al mecanismo del artículo 57 bis, los aspectos a tener presente con motivo de la derogación de dicho artículo a partir del año 2017 corresponden a los mismos que se detallaron anteriormente respecto al régimen transitorio aplicable para las inversiones que se materialicen en los años 2015 y 2016, en donde destaca, para los giros o retiros, la separación del capital respecto de los intereses, utilidades u otros rendimientos para efectos de la determinación del saldo de ahorro neto, gravándose dichas rentas con IGCen el año del retiro o giro.

Los contribuyentes que pueden hacer uso del beneficio tributario establecido en el artículo 54 bis de la LIR son aquellas personas naturales gravadas con el IGC, establecido en el artículo 52 de dicho cuerpo legal, que acojan los instrumentos de inversión que correspondan a este mecanismo.