Reporte Tributario Nº83 Junio 2017

Los contribuyentes del impuesto Adicional que sean propietarios de las empresas obligadas a determinar su renta efectiva según contabilidad completa, deberán gravar con dicho tributo los gastos rechazados pagados por sus empresas, de acuerdo al inciso 3°, del artículo 21 de la LIR, en la medida que los desembolsos realizados los hayan beneficiado.

Estas partidas deberán gravarse con tasa de 35% de impuesto Adicional, más un recargo extraordinario de un 10%.Por lo tanto, la carga tributaria total será de un 45%, sin deducción alguna por concepto de crédito por IDPC.

Por otra parte, el inciso 12°, del N° 4, del artículo 74, establece una retención anual sobre éstas partidas con tasa 45%, quedando de este modo retenido la totalidad de la obligación tributaria. Sin embargo, los contribuyentes del impuesto Adicional de igual forma deberán presentar una declaración anual de impuestos, informando los gastos rechazados sobre los cuales les corresponde tributar, en virtud de los artículos 65 y 69 de la LIR.

Las retenciones por estos conceptos deberán ser enteradas en arcas fiscales mediante declaración anual de impuestos que deben presentar las empresas, las cuales podrán ser utilizadas por los propietarios en sus declaraciones respectivas.

Los contribuyentes sujetos al régimen de renta atribuida deberán en virtud del N° 4, del artículo 74 de la LIR, retener el impuesto Adicional que afecte a sus propietarios sobre las rentas atribuidas, retiros o dividendos afectos y sobre los gastos rechazados del inciso 3° del artículo 21.

Dichas retenciones deben ser efectuadas al término del ejercicio y enteradas en arcas fiscales mediante la declaración anual que deben presentar las mencionadas empresas. Por lo tanto, no deberá efectuarse retención alguna al momento de remesar al exterior los retiros o dividendos.

Las retenciones serán con tasa de 35%, pudiendo rebajar de ellas el crédito por IDPC que corresponda sobre las rentas atribuidas y sobre los retiros o dividendos que resulten afectos a impuesto Adicional.

Todas estas rentas deben ser declaradas anualmente mediante F22 por los propietarios sin domicilio ni residencia en Chile, en virtud de los artículos 65 y 69 de la Ley sobre Impuesto a la Renta. En tal oportunidad estas cantidades deben ser gravadas con impuesto Adicional con tasa 35%, pudiendo rebajar de dicho tributo las retenciones efectuadas por sus empresas y el crédito por IDPC que les corresponda.

gonzalo polanco

Estimados lectores,

En esta octogésima tercera edición del Reporte Tributario, Nº83 junio/2017, continuaremos con el estudio de los principales aspectos de la reforma tributaria, ahora con una aspecto específico que dice relación con las retenciones del impuesto adicional.

El régimen de renta atribuido, como sabemos, implica que los propietarios de las empresas deben reconocer, en sus impuestos finales, la proporción que les corresponda en las rentas obtenidas por las sociedades o entidades en las que participan, independientemente de la existencia de retiros o distribución de dividendos. Este reconocimiento tiene especiales particularidades tratándose de contribuyentes que están sujetos al impuesto adicional, ya que en dichos casos será la empresa que remese al exterior, retire, distribuya, abone en cuenta, ponga a disposición o pague rentas afectas la que deberá retener el impuesto correspondiente.

Los invitamos a visitar www.cetuchile.cl, sitio en el que podrán encontrar publicaciones sobre diversos estudios tributarios, seminarios, apariciones en prensa de nuestros colaboradores e integrantes, análisis de jurisprudencia, historial de reportes tributarios, tesis para la obtención del grado de Magíster en Tributación de la Universidad de Chile, entre otras temáticas.

Invitamos asimismo a todos los lectores a interiorizarse detalladamente de las labores y actividades que desarrolla el Centro de Estudios Tributarios (CET UChile).



Profesor Gonzalo Polanco Zamora
Director Ejecutivo del Centro de Estudios Tributarios
CET Universidad de Chile.

Ambos regímenes generales de tributación se encuentran obligados a confeccionar una serie de registros, con el objeto de controlar las distintas rentas que obtengan en sus actividades empresariales, las cuales pueden estar afectas o no a los impuestos personales1.

Estos registros cumplen 3 grandes funciones:

1. Determinar los retiros y dividendos que deben gravarse con los impuestos personales.
2. Mantener un detalle de las rentas libre de tributación al momento de su retiro o distribución.
3. Determina la procedencia y monto de los créditos asignables a cada retiro o distribución.

Estas funciones dicen relación con lo establecido el artículo 14 de la LIR, el cual señala que los propietarios quedarán gravados con los impuestos personales en el mismo ejercicio, sobre todas las cantidades que a cualquier título retiren, o les sean distribuidas.

Sin perjuicio de lo amplio de la tributación de las cantidades señaladas, quedan liberados de toda imposición los retiros y distribuciones financiados con ingresos no renta o rentas exentas. Por lo tanto, dependiendo del registro al cual resulten imputadas tales partidas se definirá su calificación tributaria.

Como hemos revisado en reportes anteriores, las rentas acumuladas en el registro RAP2 al momento de ser retiradas o distribuidas son calificadas por la ley como ingresos no renta, y las rentas acumuladas en el registro REX3 pueden resultar calificadas como ingresos no rentas o rentas exentas4. En consecuencia, si los retiros o distribuciones resultan imputados a los referidos registros no habrá obligación tributaria para sus propietarios, salvo para los contribuyentes Impuestos Adicional, por las rentas contenidas en el registro REX que solo estén exentas de Impuesto Global Complementario.

Por el contrario, cualquier retiros o distribución imputado al registro DDAN5, o simplemente no imputados, resultarán afectos a todos evento con Impuesto Adicional, debiendo la empresa efectuar la retención del impuesto correspondiente.


1 Impuesto Global Complementario o Adicional.
2 Rentas atribuidas propias. Establecido en el N° 4, de la letra A), del artículo 14 de la LIR.
3 Registro de rentas exentas. Establecido en la letra c), del N° 4 de la letra A), del artículo 14 de la LIR.
4 En el caso de las rentas exentas, generalmente dicha exención solo favorece al Impuesto Global Complementario, no así al Impuesto Adicional. Además, en este registro pueden haber otras rentas que pueden estar con su tributación cumplida, como por ejemplo, las rentas gravadas con el impuesto sustitutivo al FUT, o los retiros percibidos de empresas acogidas al artículo 14 ter letra A), o de empresas que tributen en renta presunta.
5 Registro que controla la diferencia entre la depreciación acelerada y la normal. Registro de la letra b), del N° 4, de la letra A), del artículo 14.

Como hemos revisado en reportes anteriores, los principales cambios introducidos a la Ley sobre Impuestos a la Renta por la reforma tributaria de la Ley N° 20.780 de 2014, tienen relación con los nuevos regímenes generales de tributación vigentes a contar del 1° de enero de 2017. Estos regímenes, sin perjuicio de efectuar cambios en la determinación de la renta líquida imponible, o bien, respecto de la tasa del Impuesto de Primera Categoría, principalmente afectan a la tributación que deben soportar los propietarios de las empresas.

En el presente reporte tributario revisaremos particularmente la tributación que afecta a los propietarios no domiciliados ni residentes en Chile, por los retiros, distribuciones y rentas atribuidas que perciban o les correspondan desde las empresas chilenas donde participan, sujetas al régimen de renta atribuida.

Se analizarán las reglas de retención de Impuesto Adicional que deberán efectuar las empresas obligadas a determinar su renta efectiva según contabilidad completa, y las normas sobre declaración y pago del mencionado tributo por parte de sus propietarios.

El Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile, en su misión de difundir las distintas materias impositivas que afectan a los contribuyentes, invita a estudiantes, académicos y profesionales del área, a introducirse en el presente reporte, cuyo contenido resulta de suma importancia para los inversionistas extranjeros en Chile.