Reporte Tributario Nº100 Diciembre 2018

La Ley N° 20.712 de 20141, a través de su artículo primero, estableció un nuevo régimen tributario2 aplicable a los Fondos de Inversión3 y Fondos de Inversión Privado, el cual entró en vigencia a contar del 1° de mayo de 2014. Posteriormente, mediante la Ley N° 20.780 del mismo año y la Ley N° 20.899 de 2016, se modificó dicho texto legal a contar del 1° de enero de 20174, armonizando su aplicación con los nuevos regímenes generales de tributación que afectan a las empresas obligadas a determinar su renta efectiva según contabilidad completa, conforme a lo dispuesto en el artículo 14 de la LIR5. Con anterioridad, el régimen tributario de los mencionados fondos se encontraba regulado en la Ley N° 18.815 de 1989, que se mantuvo vigente hasta el 30 de abril del 2014.

El nuevo texto de la LUF, incorporó restricciones en los tipos de inversiones y tipos de actividades en las que pueden participar los Fondos de Inversión y los Fondos de Inversión Privados, según se dispone en los artículos 57 y 58 de la mencionada Ley.

En ese contexto, en el presente reporte estudiaremos el tratamiento tributario de los beneficios que reparten los citados fondos, según las normas vigentes a contar del 1° de enero de 2017. Revisaremos la obligatoriedad que recae sobre las sociedades administradoras sobre la confección y mantención de registros para el control de los beneficios netos percibidos y de los créditos que puedan encontrase acumulados por cada fondo, el orden de imputación de los repartos y la asignación de los créditos por IDPC , en los casos que corresponda.

Como es costumbre, también revisaremos un caso práctico donde analizaremos cada uno de los puntos indicados en el párrafo anterior, con el propósito de compartir con nuestros lectores el análisis de los efectos tributarios correspondientes.

El Centro de Estudios de Tributarios de la Universidad de Chile, nuevamente en su afán de difundir el conocimiento tributario entre la comunidad universitaria y a profesionales del área, presenta el siguiente material docente para que juntos nos introduzcamos en este particular tema que afecta a numerosos contribuyentes en nuestro país.


1 Conocida como Ley Única de Fondos (LUF).
2 Particularmente en los artículos 81, 82 y 86.
3 Corresponde a los Fondos de Inversión Públicos
4 El Servicio de Impuestos Internos impartió las instrucciones mediante la Circular N° 71 de fecha 29 de diciembre de 2016.
5 Ley sobre Impuesto a la Renta.
6 Impuesto de Primera Categoría.

 

Antes de entrar en materia es conveniente tener presente algunas definiciones que permitirán contextualizar al lector en el tratamiento tributario que es aplicable a los beneficios que reparten los fondos de inversión. Entre estas definiciones encontramos las siguientes:

Fondos de Inversión

De acuerdo al artículo 29 de la LUF, estos fondos son aquellos que no sean Fondos Mutuos de acuerdo con lo definido en el artículo 28 de la misma ley, y que deberán incluir en su nombre y publicidad la expresión “Fondos de Inversión”. Por su parte, el artículo 28 antes citado, define a los Fondos Mutuos como aquellos que permiten el rescate total y permanente de las cuotas, y que las pagan en un plazo inferior o igual a 10 días, quienes además deben incluir en su nombre y publicidad la expresión “Fondo Mutuo”.

Fondos de Inversión Privado

De acuerdo al artículo 84 de la LUF, los Fondos de Inversión Privados son aquellos que tengan menos de 50 partícipes y que no sean integrantes de una misma familia. Además, no quedarán sometidos a la fiscalización de la Superintendencia1. Por el contrario, de acuerdo al artículo 89 del mismo texto legal, cuando tales fondos dejen de cumplir las condiciones recién indicadas, quedarán sujetos a todas las disposiciones aplicables a los fondos de Inversión Públicos.


1 Hoy Comisión para el Mercado Financiero (CMF)

 

La LUF, a través de sus artículos 57 y 58, establece restricciones en determinadas inversiones y en determinadas actividades en las que pueden participar los Fondos de Inversión y los Fondos de Inversión Privados.

Dicha disposición establece que los fondos no pueden invertir directamente en los siguientes bienes:

• Bienes raíces, pertenencias mineras, derechos de agua, derechos de propiedad industrial o intelectual y en vehículos de cualquier clase.

En el caso de las actividades, la misma norma legal señala que no pueden desarrollar directamente las siguientes:

• Actividades industriales, comerciales, inmobiliarias, agrícolas, de minería, exploración, explotación o extracción de bienes de cualquier tipo, intermediación, de seguro o reaseguros o cualquier otro emprendimiento o negocio que implique el desarrollo directo de una actividad comercial, profesional, industrial o de construcción por parte del fondo.

• Salvo las excepciones contenidas en la LUF, los Fondos de Inversión tampoco podrán invertir en cuotas de fondos administrados por su administradora o por una administradora de su grupo empresarial, en los términos dispuestos en el artículo 96 de la Ley N° 18.045, en acciones emitidas por sociedades administradoras de fondos ni en instrumentos, contratos o bienes, emitidos, garantizados o de propiedad de personas relacionadas a la administradora.

Por su parte, el N° 6 del artículo 81 de la Ley en análisis, prescribe que a los Fondos de Inversión y Fondos de Inversión Privados1, se verán afectados por la tributación establecida en el artículo 21 de la LIR, entre otros, sobre aquellos desembolsos que no sean necesarios para el desarrollo de las actividades e inversiones que la ley les permite.

Por lo tanto, en caso que se incurra en alguna de estas partidas, éstas se gravarán con el impuesto único de tasa 40%, según lo dispuesto en el inciso primero del artículo 21. Dicho tributo será de responsabilidad de la sociedad administradora, sin perjuicio de repetir contra el fondo, salvo que las partidas hayan sido en beneficio de los aportantes, ocasión donde se aplicará lo dispuesto en el inciso tercero del señalado artículo 21 de la LIR.

En el caso que el desembolso favorezca a más de un aportante, dichas cantidades se gravarán en proporción al valor de las cuotas que posean cada uno de ellos.

Con motivo de lo anterior, la administración tributaria emitió la Resolución Ex. SII N° 105 de fecha 14 de noviembre de 2015, en la cual se establece la obligación para las sociedades administradoras de los Fondos de Inversión y Fondos de Inversión Privado de presentar por estas partidas la declaración jurada N° 19092, y a la certificación de las mismas mediante el certificado modelo N° 38, todo lo cual se encuentra vigente a contar del año tributario 2015.


1 Según lo dispuesto en la letra A), del artículo 86 de la LUF.
2 Para el año tributario 2019 esta declaración debe ser presentada hasta el día 25 de marzo de 2019.